Esto es lo que le pasa a tu cerebro si tienes el corazón roto

Si me pongo poética favor de dejar de leer esta cursilería.  Voy a tratar de no ponerme tonta y esas cosas, tratar de ser lo más apegado lo científico, aunque ciencias no haya sido mi asignatura perfecta.

Lucy Brown, una neurocientífica de la Universidad de Medicina Einstein, quien ha estudiado las respuestas del cerebro ante el romance durante toda su carrera, explica que esta motivación es aún más extrema que cualquier otra forma de rechazo social, porque el romance está mucho más ligado a la parte más primitiva del cerebro. Yo no se porque siento que a ella le han roto el corazón muchas veces, yo lucharía por un premio nobel.

Resulta que una ruptura amorosa regresa al cerebro a su etapa inicial. Una vez una programadora neurolingüística me dijo: ¿Cuánto duraste? Y ¿Cuánto quieres llorar? Ponte una fecha. Respondí, duré 8 años (estábamos a mitad de agosto) le dije quiero llorar hasta diciembre. Perfecto. Empieza ahora. Vas a ir de atrás para adelante y poco a poco irá disminuyendo. Si funcionó.

Las mismas partes del cerebro que se detonan cuando se está enamorado son las que responden a los efectos de la cocaína y la nicotina, por eso cuando estás enamorado andas totalmente estúpido y cuando terminas parece que tienes el síndrome de abstinencia. No es de extrañar que duela literalmente ya que el rechazo romántico es mucho más grave que el rechazo social.

La primera vez que se rompe el corazón.

La primera vez que sientes esa ansiedad en el pecho… ese instante en donde el aire se escapa de tus pulmones, tus ojos se desorbitan, lloras, lloras y lloras hasta sentir que te desmayas de dolor, sientes la garganta seca…tragas y vuelves a llorar y te doblas en la cama y abres los ojos y tratas de recuperar el aliento y viene a tu mente esa persona y tratas de incorporarte pero vuelves a doblarte, literalmente te doblas y te agarras el pecho con tu mano abierta, como si ésta pudiera ayudarte a sosegar el sentimiento. Y viene el habla y lo único que puedes articular es: ¿Por qué, por qué y por qué?

Les dije que si me ponía de cursi dejaran de leerme.

Cuando tu amor te deja, es bastante probable que vas a sentirlo de verdad. Tu pecho se siente apretado, tu estómago revuelto, o incluso te sientes desesperado. Siendo más específicos, las partes del cerebro que recogen las sensaciones de dolor relacionadas al mundo exterior estaban tranquilas e inactivas, pero de igual manera los sistemas que se conectan a estas partes encargados de controlar cómo reacciona el cuerpo ante el dolor estaban bastante ocupados diciéndole al cuerpo que algo horrible estaba sucediendo

Según explica Brown, la científica chingona que hizo el estudio,  tu cerebro está bastante ocupado cuando terminas porque regula y controla tus emociones encontradas, y así evita que hagas alguna tontería loca que por alguna razón sientes que debes hacer. Aquí entre nos, creo mi cerebro no funciona tanto, porque no me ha frenado algunas veces.

Entonces ¿qué hacemos? Esperas que cierre y recuperas lo perdido y sigues avanzando. Sacudes los pedazos, para continuar. Pero, ¿quién no ha perdido un poco de sí mismo, la primera vez que le rompieron el corazón?