Entérate de quien es el “príncipe azul netflixiano”

Por: Lily Alcoba

¿Quién no recuerda la adolescencia? Esa incómoda etapa en donde no te preocupa soñar despierto, escribir cursilerías en la parte de atrás de tu libreta y hacer locuras. Y si no fuiste tan romántico en tus años de high school, de seguro estabas familiarizado con lo que todos los demás estaban picadísimos. Y es que nombres como Diario de una pasión, La última canción, Un amor para recordar y 10 cosas que odio de ti, te han de sonar muy familiares; estamos hablando de ese género de historias que parecen salidas de la mente de una despistada chica de 17 años.

Y como todo evoluciona con el paso del tiempo, esas historias se adaptaron y evolucionaron para reflejar el ambiente que se vive en las secundarias y preparatorias actuales. Tan sólo veamos A todos los chicos de los que me enamoré o Sierra Burgess es una perdedora, ambas películas de Netflix que han conquistado a los adolescentes (y algunos no tanto) y que sin razón aparente, se han convertido en una sensación. Y… ¿qué tienen en común ambas películas? Además de la importancia de las redes sociales, el status social de la secundaria y la incomodidad de las situaciones, la semejanza está en su actor principal: Noah Centineo. Y es que ya quedaron atrás los tiempos en los que la más antisocial de la escuela se enamoraba del popular inalcanzable, lo de hoy es el arquetipo de chico bueno, carismático y tierno que él interpreta.

Pero hay que entender cómo funcionan las historias de este tipo de rom-com adolescentes, enfoquémonos sólo en algunas películas en donde sale nuestro “príncipe azul”. La primera de ellas es SPF-18, película que habla nada más de sexo, amor y playa, ahí vemos a Centineo en el papel del confundido y (por supuesto) tierno surfista Johnny, quien descubre que su high school sweetheart no es su amor verdadero y está en un camino espiritual por superar la muerte de su padre. Cabe señalar que aquí no es el chico que se queda con la protagonista, pero tampoco lo hacen ver como un rompecorazones.

En Sierra Burgess es una perdedora toma el papel principal, Centineo no es el más popular del colegio pero sí que tiene una actitud que derrite a cualquiera que le agrade el género, fijándose solamente en la forma de ser de Sierra (Shannon Purser de Stranger Things) se enamora perdidamente de alguien que le hizo un “catfish”, sin embargo al ser tan perfecto reflexiona y se da cuenta de que el amor se trata de hacer locuras y perdona a Sierra (aaw!), una historia que bien pudo haber terminado en sexting se volvió romántica y todo gracias a que Jamey no le mandó ni una fotografía desagradable a su conquista.

Pero sin duda, el gran éxito de Noah Centineo es A todos los chicos de los que me enamoré, una comedia que trata de una relación “ficticia” que se convierte en amor, aquí Noah interpreta a Peter Kavinsky, que es tan tierno y bondadoso que toda la película te estás preguntando “¿Por qué está con alguien tan mala?”, probablemente se necesita el apoyo del libro en muchos de estos agujeros que hay que llenar, pero tomando en cuenta únicamente la película es claro que Kavinsky es este chico inalcanzable de ensueño que debe de ser romántico y educado con su novia, sin importar que se trata de una relación ficticia.

La verdad es que no se puede tener nada en contra de Noah Centineo, pues a pesar de que los papeles que hace no son dignos de un Oscar, sí hace honor al género. Entiendes por qué la adolescencia de ahora es tan romántica y entiendes porque Noah Centineo es tan querido. Vamos, es como un Zac Efron 2.0; más tierno, abrazable y castaño.